La Couronne, alrededores de Angouleme

Abadia de La Couronne

Los quince municipios que rodean Angoulême forman, junto con ésta, el Gran Angoulême, una comunidad que busca un desarrollo equilibrado combinando su riquezas materiales, naturales y culturales. Uno de estos municipios es La Couronne, a pocos kilómetros de Angoulême, que invita a descubrir su impresionante patrimonio religioso, resultado de una historia milenaria.

Estamos en la antigua Paludibus, un terreno pantanoso con una iglesia a cuyo alrededor se fue formando la ciudad. El monasterio dedicado a San Juan de la Palud se construyó en una formación rocosa circular en medio del pantano: la “coronella”.  Esto sucedía entre 1118 y 1122. El monasterio se convirtió en una de las abadías más ricas de la Angoumois y fue sede episcopal de Angulême. La vida de este monasterio llegó a su fin a comienzos del siglo XIX, cuando fue demolido.

Este monasterio conocido como la Abadía de La Couronne se encuentra a 10 Km. al sur de la ciudad de Angoulême; actualmente en ruinas, es considerado un monumento histórico y un excelente conjunto monumental. La primera construcción fue de estilo románico, y a fines del siglo XII se construyó una segunda abadía.

En el siglo XV ambas fueron reconstruidas y se levantó la fachada de estilo gótico flamígero. Fue clasificada como Monumento Histórico en 1904, y las excavaciones y reconstrucciones ayudaron a poner de relieve los cimientos de la segunda iglesia, actualmente al nivel de la Plaza. Aunque el monumento está abierto todo el año, si llegan en verano, podrán disfrutar un programa de animaciones, con visitas guiadas y excursiones nocturnas.

Otros lugares para visitar son la Iglesia de St-Jean-Baptiste, de los siglos XI a XII, con una hermosa fachada, arcos colgantes y elegante torre poligonal; en su interior luce una bóveda semicircular de madera. También el portal románico del antiguo cementerio, donde se encuentran los restos de un edificio cuadrado galo romano, llamado “la torre prisión de Berche”, y la pequeña Capilla de Mougnac junto a la que se ve una torre cuadrada que se utilizó como estación de telégrafo.

Los entusiastas de la naturaleza se sentirán a gusto: visitaremos Deux Vallées, los dos valles, a sólo 5 minutos de Angoulême. Son dos valles formados por los ríos Charraud y Les Eaux Claires. Este último ha socavado la meseta de piedra caliza creando acantilados y cuevas naturales que sirvieron de abrigo a nuestros más remotos antepasados. Ambos ríos fueron aprovechados por las fábricas de papel que se instalaban en sus orillas, como Bourrisson, Barbary, Cothiers y otras que aún se pueden ver siguiendo sus cursos. La zona ha sido declarada protegida por la red Natura 2000 ya que aquí se desarrolla una extraordinaria vida silvestre, con variedad de murciélagos y orquídeas.

Foto: vía Wikipedia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Excursiones desde Angouleme


Deja tu comentario