Cuatro razones para visitar Angouleme

Catedral de Angouleme

Angouleme tiene muchos atractivos para el visitante. Se trata de una ciudad que cautiva, enamora y engancha. Sin duda, pasar varios días en Angouleme será una experiencia maravillosa. Por ello, os dejo cuatro simples razones para visitar esta bella localidad del oeste francés.

1º. Pasear por sus calles:

Angouleme es una ciudad hecha para andar por ella, no en vano, la mayor parte de su casco histórico está peatonalizado. Hay que pasear por sus laberínticas y empedras calles entre casas de piedra y comercios de todo tipo.

En este trayecto, debemos fijarnos en la Catedral, el Ayuntamiento, el Palacio de Saint-Simon, el Palacio de Justicia y el modesto Museo de la Resistencia (Angouleme sufrió bastante durante la ocupación alemana con motivo de la Segunda Guerra Mundial).

2º.  Zonas verdes:

Angouleme es una localidad que invita al recogimiento, a la tranquilidad y al relax. En la parte de la ciudad, se hallan varias zonas áreas verdes ideales para pasear, relajarse, leer, disfrutar de la naturaleza, charlar, en definitiva, vivir.  Estos jardines siguen el rastro de unas antiguas murallas romanas.

Actualmente, quedan pocos restos de aquellas murallas debido a que su piedra ha sido utilizada para construir edificios a lo largo de la historia. Hay que destacar la gruta de Saint Cybard, en la parte norte de la muralla.

3º. El cómic:

Angouleme es la capital europea del cómic. Las referencias al mundo de las historietas gráficas están presentes en varios lugares del municipio (20 murales decoran edificios a lo largo de toda la ciudad). Entre todas ellas, llaman la atención el Centro Nacional del Tebeo y la Imagen y, por supuesto, su Festival Internacional del Cómic. Angouleme le debe mucho a este arte.

4º. La Catedral:

La Basílica de San Pedro, la Catedral de Angouleme, es  una gigantesca obra maestra del arte románico francés y un collage de piedra en el cual se pueden hallar la huella de cuatro catedrales edificadas en épocas diversas. Su campanario alcanzar los 59 metros de altura y en su interior se conserva una espectacular campana de más de cuatro toneladas

Foto vía Crónicas de una cámara

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Visitas en Angouleme


Deja tu comentario