¿Qué hacer en Angouleme?

Terrazas en Angouleme

Angoulême, capital del departamento de Charente, en la región de Poitou-Charentes, al sudeste de Francia, se encuentra en la confluencia de tres ríos: Charente, Anguienne y Touvre. Esta característica convirtió a Angoulême rápidamente en un importante centro comercial. En la actualidad, y después de una larga historia, Angoulême es una ciudad industrializada con una impactante vida cultural. Por ejemplo, desde 1974 es la sede del Festival Internacional del Cómic, en enero, el más importante de Europa en su tipo; el Festival du Film Francophone que se celebra en agosto, Gastronomades que dedica todo un día a la cocina regional y mucho más.

Hay muchísimo para ver y hacer aquí en Angoulême, como recorrer sus museos y espacios naturales o sus sitios culturales y disfrutar la oferta de ocio y entretenimiento de la ciudad, su artesanía y gastronomía. Para visitarlo todo y no perderse nada, lo mejor es empezar por la Oficina de Turismo de Angoulême; se encuentra en 7 bis Rue du Chat y aquí encontrarás todo lo que necesites para preparar tus vacaciones en el Pays d’Angoulême. Los entusiastas de la tecnología pueden descargar toda la información turística para el dispositivo móvil desde la página en Internet de la oficina de turismo de Angoulême.

Uno de los principales atractivos de Angoulême para los amantes del deporte, es que aquí se pueden practicar todos, desde la navegación hasta el vuelo pasando por el golf y la equitación. Por ejemplo se puede visitar el Club de Remo, que cuenta con alquiler de canoas, taller, vestuarios, servicios y elementos apropiados para principiantes y excursionistas. La mejor época para remar es entre julio y agosto; el club se encuentra en la Ile de Bourgines. También cuentan con el Club de Canoas de Gond Pontouvre, que está abierto los fines de semana de mayo, junio, septiembre y octubre. Los que prefieran cabalgar pueden acercarse al Centro Departamental de Turismo Ecuestre, en el 21 rue d’Iéna, y los golfistas encontrarán el Golf d´Aubeterre en Manoir de Longeveau, un campo de nueve hoyos en el magnífico valle de Charente, cuna del cognac.

Venir con niños no será problema: hay más de treinta posibles actividades y lugares dedicados a los más pequeños, como Le Jardin des Perroquets, un parque ornitológico con más de 160 aves. Inclusive los niños pueden entrar a una pajarera. Hay visitas guiadas, prácticas de entrenamiento de animales, y alimentación de polluelos. Se encuentra en Le Berguille. Sin salir de la ciudad, cerca de la famosa Catedral de Saint-Pierre, se encuentra el Jardin Vert, un área de juegos con cascada y teatro al aire libre. Para seguir en contacto con la Naturaleza, se puede visitar el Lago San Yrieix o realizar los tres senderos señalizados de cuatro kilómetros de longitud cada uno: las Fuentes del Touvre, el Valle de Agua Clara y Brandes Soyaux.

No debemos dejar Angoulême sin disfrutar sus dos joyas gastronómicas: el cognac y el chocolate; de hecho, nos hallamos en la región de Charentes de donde precisamente es originario el cognac. Hay varias chocolaterías y bodegas abiertas a los visitantes, que nos permitirán conocer todos los secretos de su elaboración con las técnicas tradicionales o las más modernas. Para llevar algo de recuerdo a casa: cerámicas decoradas a mano, la especialidad de la región, y pantuflas, por supuesto, pues nacieron aquí en la época de Luis XIV.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Informacion practica


Deja tu comentario